Planificar correctamente campañas de mailing con Zoho Campaings es vital tanto para la captación de nuevos clientes como para la consecución de nuevas ventas con los clientes que ya tenemos.

Diariamente recibimos centenares de emails y hemos aprendido a desechar de manera casi inconsciente todos aquellos que no nos interesan sin tener tan siquiera que abrirlos. Por este motivo, cuando queremos que una campaña de mailing llegue a nuestros destinatarios y tenga un impacto positivo sobre nuestras ventas, debemos seguir una serie de pautas:

  1. El asunto del correo debe ser atractivo e interesante.
  2. El mensaje debe ser lo más personalizado posible.
  3. El contenido no debe ser confuso.
  4. Contener el uso de enlaces, imágenes y vídeos.
  5. Adaptada a todo tipo de dispositivos.
  6. Enviada por una persona.
  7. Envíos constantes, pero no excesivos.
  8. Con contenido relevante

Resultado campaña

El asunto del correo debe ser atractivo e interesante

No sabemos si nuestros destinatarios van a abrir el correo o no, pero es muy probable que al menos lean el asunto. Por eso debe ser convincente y decirle a los lectores exactamente lo que pueden esperar del correo electrónico.

Un asunto interesante y “cautivador” y un encabezado de la campaña correcto impactará muy positivamente en el número de aperturas.

El mensaje debe ser lo más personalizado posible

Siempre será preferible enviar mensajes de correo electrónico personalizados, atraen más a la audiencia y dan un tono menos comercial. Lo ideal sería escribir un email diferente para cada destinatario, pero como eso no es posible, podemos utilizar campos condicionados para, al menos, dirigirnos a nuestro interlocutor.  Por ejemplo, en lugar de “Hola”, como saludo, el uso “Hola, -nombre del cliente-”, implica al lector.

Además, es conveniente realizar una segmentación de listas de correo por diversos criterios (productos de interés, poblaciones, intereses, sexo…). Esto nos permite orientar mejor los correos y que haya más opciones de que el contenido de los mismos sea interesante para el destinatario.

Por último conviene tener en cuenta los horarios. ¿Cuándo es más probable que el destinatario lea mi correo? Seguramente cuando esté en la oficina, a media mañana y a mediados de semana. Parece fácil intuir cuando debo enviárselo.

El contenido no debe ser confuso

Cada campaña de envíos debe tener un contenido y un objetivo claro. Un email con con demasiadas llamadas a la acción, demasiadas opciones y demasiada información podría generar confusión. 

Por ejemplo, si en un único correo promocionamos un producto nuevo, ponemos enlaces a nuestro blog, ofrecemos un cupón de descuento y mencionamos una promoción para el día de la madre, es muy probable que sea un fracaso. Es mejor centrarse y que el mensaje sea coherente y claro.

Contener el uso de enlaces, imágenes y vídeos

Los gestores de correo están comenzando a penalizar los correos electrónicos que parecen o son promociones, sacándolos de nuestra bandeja de entrada y llevándolos a una segunda bandeja (Promociones) que por regla general, solemos ignorar.

Por este motivo y porque cuando los destinatarios tratan de abrir el email, aumenta ostensiblemente el tiempo de carga, las campañas no deben tener demasiadas imágenes. Además el uso de vídeos debe ser muy meditad y conviene contener al máximo el uso de enlaces.

Ante la duda, cuando estamos creando una campaña debemos ver el correo y pensar si puede parecer el email que le enviaríamos a una persona si lo redactáramos específicamente para ella. Seguramente no lo llenaríamos de imágenes, enlaces ni vídeos…

Adaptada a todo tipo de dispositivos

Sabemos que la era en la que sólo veíamos nuestro correo al llegar a la oficina ha acabado. La mayoría de ellos se leen en dispositivos móviles y nuestras comunicaciones deben adaptarse a los mismos.

Enviada por una persona

Utilizar correos a los que no se puede responder, impersonales o genéricos genera desconfianza en los receptores de las campañas. Lo ideal es que detrás de cada email haya siempre una persona, con nombre y apellidos y que esté disponible para responder a cualquier consulta.

Además, la firma constituye una parte crucial de las campañas y siempre debe estar en los correos. Demuestra interés en transmitir información a los destinatarios y disponibilidad para contactar.

Envíos constantes, pero no excesivos

Si queremos fidelizar a nuestros lectores tenemos que ser constantes, pero no pesados. Enviar correos de manera regular para mantener informar e interesar a nuestra audiencia, pero no molestar. Un envío mensual o bimensual debería ser suficiente para la mayoría de las empresas.

Con contenido relevante

Seguramente el punto más importante de este listado. Siempre lo decimos, el contenido es la clave cuando tratamos de crecer a través de Internet. Si queremos ser relevantes, tenemos que presentar contenido interesante para nuestra audiencia. Esto es aplicable al mailing, al posicionamiento web y a cualquier acción de marketing online.