El Plan ECLM 2012 firmado entre el gobierno de Castilla- La Mancha, presidido por José María Barreda y el presidente de Telefónica, César Alierta, va tomando forma. El plan tiene por objetivos elaborar la “hoja de ruta” de la región para su plena incorporación a la Sociedad de la Información en el horizonte del año 2012 en líneas como educación, sanidad, productividad empresarial y eficiencia energética. Según el presidente de la comunidad “el gobierno autonómico quiere que la sociedad de Castilla-La Mancha esté a ‘la vanguardia de la vanguardia’, para lo que debe cambiar el ‘chip’ y adaptarse a las nuevas tecnologías”.

En esa hoja de ruta no podía faltar el Cloud Computing, y así ha sido. La semana pasada se tomó la decisión de implementar la nube de computación para aglutinar en un único centro de datos todas las tecnologías de la información de sus diferentes Conserjerías, con la finalidad de conseguir una mayor eficiencia, ahorrar costes y evitar la dispersión de recursos tecnológicos.

Según Agustina Piedrabuena, Directora General para la Sociedad de la Información y las Telecomunicaciones el Cloud Computing se convierte en una herramienta básica de adaptación tecnológica y de disminución de costes “Estimamos unos ahorros del 50% del gasto que actualmente se viene realizando en infraestructuras TIC. Con la infraestructura de nube privada que hemos puesto en marcha de la mano de Telefónica y la alianza VCE (Cisco, VMWare y EMC), ya tenemos ahorros constatables del 15%, aún cuando se está utilizando solo el 20% de la infraestructura instalada. Con este modelo, el ahorro se incrementa proporcionalmente al uso que se hace de los mismos, de forma que a mayor tasa de utilización más será la rentabilidad obtenida”

Cloud Computing, estímulo económico y ahorro

Según un estudio de la consultora Centre for Economics and Business Research (CEBR) y la compañía EMC, el Cloud Computing o Computación en Red aportará un total de 110.550 millones de euros en términos de “beneficios económicos totales” a los distintos sectores españoles entre 2010 y 2015; y un valor añadido bruto (VAB) derivado de esta actividad cercano a los 42.000 millones de euros. El informe indica que el Cloud Computing puede ser una correa de transmisión para el despegue económico de Europa y de nuestro país. Las administraciones públicas, la educación y la salud liderarán la creación de empleo con un total de 124.100 puestos de trabajo.

Aprovechar los recursos que nos brinda la red supone un evidente ahorro económico y energético, pues los medios destinados a la adquisición de hardware y software y las tareas ligadas a su mantenimiento, disminuyen de forma notable. Además la enorme flexibilidad del Cloud Computing a la hora de implementarse y de desarrollarse, permiten afrontar adaptaciones a esta nueva herramienta tecnológica en un tiempo récord.