“Solía ser nuestro gran rival, pero ahora es algo así como patear a un perrito.” Estas fueron las declaraciones recogidas en el medio digital Network World, por la presidenta ejecutiva de la Fundación Linux, Jim Zemlin, al referirse a Microsoft.

A punto de celebrarse el 20º aniversario de Linux, la presidenta de la Fundación, lejos de la mesura que debe acompañar a un ejecutivo de una compañía (Imagen física) y a cualquier persona sea de donde sea, y venga de donde venga; y dando muestras de una extraña sensación de suficiencia y arrogancia bastante atípicas en el entorno Linux, no ha desperdiciado la oportunidad de contraatacar contra Microsoft y también contra Apple.

Cuando se le preguntó sobre qué opinión le merecía la predicción de la Consultora IDC, al señalar que el nuevo dispositivo móvil de Microsoft “Windows Phone 7″ superaría al iPhone en cuota de mercado en todo el mundo en el año 2015, Zemlin se limitó a exlamar “¡Oh, Dios mío, Steve Jobs!”, añadiendo a continuación una frase ‘poco tranquilizadora’ para el futuro de Apple y Steve Jobs “Short Apple stock”.

Es evidente que Linux se ejecuta a diario en un buen número de ordenadores y de móviles, más del 70% de las operaciones globales utilizan el SO Linux; y que los grandes como Facebook, Google o Amazon usan el código abierto creado por Linus Torvalds. Sin embargo, en el entorno del destokp, Microsoft aún sigue ganando la partida a Linux, con más del 90% de la cuota de mercado. Pero ante ese dato incontestable, Jim Zemlin también se muestra desafiante “…la buena noticia es que el escritorio del PC tradicional es cada vez menos importante. Éste está siendo reemplazado por los teléfonos inteligentes y las tabletas, donde Linux está fuertemente implantado.” Este tipo de declaraciones, manchan el vigésimo cumpleaños del representante por excelencia del código abierto.