ERP online

En todo proyecto de consultoría es importante contar con una planificación inicial que nos permita definir las etapas del proyecto que vamos a iniciar y evitar así posibles errores.

En el caso de implantaciones de soluciones ERP este estudio inicial se vuelve todavía más importante, dado que en el proyecto estarán implicados varios procesos, departamentos y recursos. En este caso veremos 3 puntos a tener en cuenta para implantar un ERP Online, en la nube, dado que este tipo de soluciones tienen algunas diferencias considerables con respecto a la planificación de ERP tradicional.

 

3 Factores a estudiar ante la implantaión de un ERP Online

1. Estudio de mi empresa:

Lo primero es tener clara la situación actual de la empresa y visualizar cual es el objetivo que se quiere lograr con la solución de gestión. Antes de comenzar debo conocer que procesos de negocio requieren estar representados dentro del ERP, que áreas de la empresa y recursos estarán implicados y que necesito realmente.

Otras variables como el tamaño de mi empresa y los recursos de los que dispongo son importantes a la hora de tomar una decisión, ya que deberá considerar las opciones que encajen con su visión del negocio y presupuesto.

2. Estrategia de implantación del ERP

El siguiente paso es centrarse en el alcance del proyecto, es decir, en los requerimientos exactos que se requieren. En este punto será interesante tener recogido todas las necesidades desde los diferentes departamentos, para evitar peticiones no contempladas después del proyecto; y re-estructurar los procesos que sean precisos, dado que al contar con una solución en la nube se implementarán nuevas formas de comunicación y colaboración en tiempo real que quizás no estaban contempladas con anterioridad.

Otras variables a tener en cuenta son los costos y tener claros los beneficios e inconvenientes que traerá el ERP a largo plazo, como la reducción de costos, aumento de productividad y otros valores que aportará el ERP online en la organización.

Además será interesante evaluar el tiempo que puedo dedicar a la implantación, y fijar unos plazos o timing, para el proyecto.

3. Elección del proveedor

Con el aspecto de los proveedores es relativamente sencillo dejarnos seducir por las grandes marcas, que con su publicidad y número de clientes nos dan una relativa seguridad. No obstante es preciso tener presente que estos proveedores no siempre se adaptan a lo que estamos buscando.

Es recomendable buscar en el mercado un proveedor que se adapte a las necesidades del cliente, y tenga experiencia en el campo y sector donde se desarrolla la actividad de la empresa para que pueda adelantarse a los posibles problemas y asesorar al respecto.

Tendremos en cuenta que el proveedor debe ser un aliado de la empresa, y por lo tanto la comunicación debe ser fluida. Aquí destacar que en el caso de las soluciones en la nube suele ser habitual una relación online, tanto en el proceso comercial, de implantación y formación. Además es bueno permitir al proveedor que se involucre en el proceso de análisis, dado que él podrá aconsejar sobre puntos que son irrealizables o que complican mucho la definición del ERP.

 

Teniendo en cuenta estos 3 puntos será más sencillo evitar los problemas más habituales a la  hora de implementar una solución de gestión ERP online.

Para cualquier duda estamos a su disposición en click aquí