La función de delegar correos, que hasta ahora sólo estaba disponible en las cuentas de Google Apps, ha sido agregada a las cuentas comunes de Gmail, de modo que cualquier usuario puede hacer uso de esta funcionalidad.

Esta opción puede ser muy práctica para aquellas personas que se encuentran un poco saturadas de trabajo y no pueden atender de forma efectiva los correos que llegan a su cuenta. Dar respuesta a los correos sin demasiada demora ni retraso, genera una buena imagen para una empresa.

En muchas ocasiones, las cuentas de correo están configuradas para que un autoresponder nos envíe un mensaje parecido al siguiente: “La empresa ha recibido tu correo y a la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto contigo”. Y pasan los días y las horas y nadie te responde. Por instinto, borras de tu mente el nombre de la empresa y te olvidas de todos los servicios que ofrecían.

Para activar la función mencionada, tienes que ir a Configuración (Esquina superior derecha) -> Cuentas e Importación -> y seleccionar “Concede acceso a tu cuenta”. Ahí puedes agregar a las personas que serán los delegados de tu inbox.

Hari Nidumolu, ingeniero de software de Google, aclara en el blog oficial de Gmail lo siguiente: “La cuenta que agregues recibirá un e-mail de verificación con links para aceptar o denegar el acceso. Una vez que esa persona acepta, una pequeña flecha aparecerá junto a la dirección de correo, en la esquina superior derecha de Gmail, donde el usuario puede cambiarse de una a otra cuenta”.

La persona delegada sólo puede responder mensajes, además hay otra serie de limitaciones: no puede acceder al chat, ni cambiar el password de la cuenta o acceder a la configuración. En cualquier momento se puede anular la autorización.

¿Crees que esta función puede ser realmente útil?