Este es el segundo post de una serie de cinco partes donde se intenta explicar el quién, qué, cuándo, dónde y el por qué de los sistemas para la gestión de clientes.

En el primer post discutimos quién debe utilizar un sistema de CRM. En este post vamos a definir que es un CRM.

Las siglas CRM hacen referencia a “Customer Relathionship Managment” (Gestión de la relación con el cliente)

CRM se refiere al sistema que una empresa utiliza para analizar las interacciones y los datos obtenidos a lo largo del ciclo de vida del cliente. El objetivo del CRM es mejorar las relaciones comerciales con los clientes a través de la retención y adquisición.

Piense en ello como una herramienta para gestionar las relaciones comerciales, tanto lo referente a las operaciones prácticas, como la agenda comercial y la estrategia de ventas. Todo unificado.

El CRM va más allá de la gestión de los clientes, leads y contactos. También nos permite un control de las relaciones con proveedores, comerciales o el equipo de marketing.

Zoho CRM está diseñado para ayudar a entender mejor el proceso de venta del negocio, para que pueda ajustar su estrategia y entender que está ocurriendo. También ayuda al equipo de ventas a seguir los estándares marcados, a través de flujos de trabajo y automatizaciones, y a estar al tanto del siguiente paso a dar.

Tanto si eres una pequeño negocio en busca de un lugar para almacenar la información, gestionarla y que esté accesible a través de múltiples dispositivos, o eres una gran empresa con ganas de gestionar las interacciones con los clientes y centrarse en la mejora de su satisfacción, usted necesita un software CRM.

5 posibilidades que brinda Zoho CRM:

1. Obtener y organizar datos: importar la lista de clientes potenciales, contactos y clientes a Zoho CRM para comenzar a realizar seguimiento de las ventas y oportunidades.

2. Mejorar la comunicación: que sea fácil para el equipo realizar un seguimiento, planificando recordatorios, estableciendo flujos de trabajo, generando plantillas de email y unificando todas las interacciones con el cliente en un único lugar.

3. Compartir información: a través de permisos y roles de usuarios, el equipo tendrá acceso a la información establecida y podrá trabajar de forma colaborativa, desde cualquier dispositivo.

4. Atraer leads: crear formularios web e incrustarlos en las páginas de contacto del sitio web. La información que se captura será volcada al CRM y se asigna a la persona de ventas adecuada, ofreciendo una respuesta rápida para no perder ninguna venta.

5. Conozca los números: actividad diaria, envíos realizados, llamadas…, todo volcado en informes a tiempo real, por lo que todos los miembros del equipo estarán al día, visualizarán los objetivos marcados. Y el administrador tendrá disponible informes del estado general del negocio de un solo vistazo.

En el próximo post analizaremos el por qué es posible que necesite un sistema CRM.

Fuente: https://www.zoho.com/crm/blog/what-is-crm.html