Zoho Inventory es la solución de Zoho para gestionar los almacenes de nuestra empresa. Como sabemos cuenta con numerosas funcionalidades que facilitan la gestión de nuestro inventario, controlando la entrada y salida de materiales desde la creación del pedido a proveedor hasta la facturación definitiva a un cliente.

Almacenes

El control de stock en Zoho Inventory nos permite ver el detalle de dos tipos de inventario: el contable y el físico.

Gestión de Stock en Zoho Inventory

  • Stock contable: Representa el nivel de existencias en contabilidad. El stock, en este caso, aumenta cuando se registramos una factura de proveedor, y disminuye cuando nosotros emitimos una factura a alguno de nuestros clientes.
  • Stock físico: Se trata del stock que tenemos disponible físicamente. Aumenta cuando recibimos unidades en el almacén (aprovisionamiento), y disminuye cuando realizamos envíos (ventas).

Es decir, el stock contable se basa en las facturas (de compra y venta) y el stock físico se basa en las recepciones (órdenes de compra que hemos marcado como recibidas) y envíos (órdenes de venta marcadas como enviadas).

Glosario de términos

Por otro lado, entrando en el detalle de cualquier artículo, te encontrarás con ciertos términos que es conveniente aclarar:

  • Existencias iniciales: Existencias físicas disponibles en el almacén al iniciar el control de inventario.
  • Ajuste de inventario: Periódicamente, se revisa el almacén y se efectúan ajustes. Por ejemplo, habrá productos que se deterioren y que no podremos poner a la venta.
  • Existencias físicas: Se calculan en función de las entradas y salidas de material del almacén. Se calculan del siguiente modo:

    Existencias iniciales +/- ajustes + órdenes de compra – órdenes de venta

  • Existencias físicas comprometidas: Son órdenes de venta no enviadas. Es decir, se reserva una cantidad determinada de unidades por estar vendidas y pendiente de ser enviadas.
  • Existencias físicas disponibles: Se calculan del siguiente modo:

    Existencias totales físicas – Existencias físicas comprometidas

  • Existencias contables: Como ya hemos comentado, se obtienen a las facturas emitidas, a clientes, y a las facturas recibidas (por parte de nuestros proveedores). Se calculan del siguiente modo:

     Existencias iniciales +/- ajustes – Facturas emitidas + Facturas de proveedor

  • Existencias contables comprometidas: Se trata de las órdenes de venta que todavía no se han convertido en factura.
  • Existencias contables disponibles para la venta: Se obtiene su número del siguiente modo:

    Existencias contables – existencias comprometidas

Si tienes alguna duda con la gestión de stocks, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.